Como elegir un Buen Abogado.


Este es un tema interesante y necesario para quienes se plantean contratar servicios legales, ya sea que, enfrente una situación difícil, necesaria, un emprendimiento o solo requiera de una asesoría. Necesitara buscar un buen abogado, pues él tratara con sus bienes, y en ocasiones hasta con su libertad, no debe escoger al primero que vea, ni al primero que le hayan recomendado, sino aquel en quien pueda confiar por el trato que recibe, por los testimonios de clientes satisfechos, por sus resultados y por su profesionalismo.
Siempre tenga presente, que en la mayoría de los casos el mejor abogado es el que no pisa un juzgado, resolviendo antes de entrar en un conflicto que sólo se resuelva en tribunales.

Una vez que haya seleccionado algunos candidatos:
  • Llame por teléfono a cada abogado, expóngale su problema legal y cerciórese de que él o ella pueda encargarse de su situación.
  • Averigüe si debe pagar por una consulta inicial.
  • Una vez considerado el candidato, pedir una cita en la oficina o centro de trabajo, a fin de saber que se trata de un profesional legalmente establecido.

Tips a tomar en cuenta para elegir abogado
  • Si usted necesita de un abogado que lo asesore y/o represente, primero pregunte a sus familiares y amigos si conocen a alguien que puedan recomendarle.
  • Busque un despacho acorde a la dimensión de su problema. Si su empresa es una multinacional, seguramente necesitará un gran despacho de abogados, pero si tiene una modesta firma personal, en cambio le convendría un despacho más personal.
  • No se guíe solamente por el precio. Recuerde que a veces lo barato sale caro.
  • Pida referencias de otros clientes. Una manera de garantizar que esta eligiendo acertadamente, es consultar con clientes del abogado o despacho que está considerando.
  • Seleccione un profesional que le haga sentir cómodo a nivel personal. La química cuenta, pues si se encuentra a gusto con su abogado, será capaz de desarrollar una buena comunicación, imprescindible para representar su caso con éxito.
  • Compruebe que el abogado que elije, tiene experiencia específica en el campo legal que usted requiere. Un excelente abogado penal, no necesariamente será el mejor representante para su problema civil, o viceversa. Solicítele que le hable de casos similares que haya llevado con anterioridad.
  • Pida un presupuesto que incluya todos los gastos previstos, para cada una de las fases del proceso.
  • Cerciórese que su abogado opera con habilidad las nuevas tecnologías (consultas a organismos oficiales online, búsqueda electrónica de jurisprudencia, gestión automatizada de cartera de asuntos, etc.). El abogado mas preparado del mundo puede perder un caso, si se le pasa un solo día por una gestión obsoleta.
  • Alguien de confianza puede serle útil, ya que se trata de cuidar sus intereses. Alguien que sea de confianza le dirá la verdad, no lo que usted quiera oír.

Consulta inicial
La primera consulta es la oportunidad para que usted y su abogado se conozcan. Una vez en su despacho, visualice los títulos y diplomas, además de preguntar su trayectoria profesional en la materia, luego de escuchar la descripción de su caso, el abogado podrá darle una idea general de sus derechos y responsabilidades, así como de las alternativas de acción. Durante la consulta inicial el abogado puede explicarle qué puede hacer por usted y cuánto le costará. No tema preguntar hasta que le respondan sus dudas, si  le cuesta entender los conceptos a los que se refiere su abogado, pídale que deje los términos legales para los tribunales, no para usted.
Por último le aconsejo, siempre dar seguimiento como cliente y solicitar al abogado conocimiento del expediente, procesos o trámites, es parte fundamental que el cliente apoye al abogado, pues se trata de un equipo.

Ojo con lo siguiente.

  •        Primero que nada verifique los valores que motivan a su futuro abogado. Aquel abogado que realiza su trabajo mediante sobornos a la autoridad y ofreciéndole  tácticas corruptas, tarde o temprano se pasará de listo con usted.
  • No confié en abogados que se anuncian fuera de Tribunales u oficinas públicas mediante volanteo.
  • Nunca  firme algún documento  en blanco.
  • En el caso de no recibir la atención esperada o resultados, solicite la opinión de otro profesional, para ello es importante apuntar datos como número de expediente o tomar fotos de documentos.
  • Un buen abogado no le empujará en la dirección equivocada por su propio interés. A menudo, el mejor pleito es el que se evita y se resuelve por acuerdo de las partes, sin llegar a juicio.
  • No acepte como respuesta a sus inquietudes un, ¨ya veremos al final¨, desconfié cuando su abogado le diga siempre que ganará su caso por seguro (ojo con esto).

Qué hacer si no puede costearse un abogado


Si usted no tiene dinero para pagar los servicios de un abogado, podría reunir los requisitos para recibir asesoría legal gratuita de la defensa pública ( http://www.defensapublica.gob.ve/index.php/servicios/tramites-y-requisitos ), que ofrece asistencia, representación y orientación gratuita, en todas sus áreas de competencia. ¿Cuáles son las materias las competencias de la Defensa Pública? Para actuar ante los órganos y entes nacionales, estadales y municipales la Defensa Pública ofrece sus servicios en: materia penal, jurisdicción Penal Militar, Agraria, Laboral, Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo; Protección del Niño, Niña y Adolescente; Responsabilidad Penal del Adolescente; Indígena; Civil; Mercantil; Tránsito y Contencioso Administrativa; Tribunal Supremo de Justicia. Cabe destacar que en la actualidad, algunas de las Defensorías ante el Tribunal Supremo de Justicia atienden la competencia contencioso administrativa y además fueron creadas Defensorías Integrales y en materia Civil y Administrativa Especial de Inquilinato.
Si la oficina de Defensa Pública de su área no se encarga de casos como el suyo, ellos podrían recomendarle otras organizaciones con capacidad de brindarle ayuda.
También puede encontrar ayuda legal gratis disponible de estudiantes de alguna facultad de derecho, supervisados por un abogado. Algunos de estos programas están abiertos al público. Otros limitan sus servicios a grupos específicos como personas de la tercera edad o personas de bajos ingresos. Infórmese en las facultades de derecho de su área sobre la disponibilidad de tales programas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Servicios Legales

Derecho Civil, Registral, Bienes, Derecho de Familia:
Compra-Venta de Inmuebles; Certificación de Gravamen; Liberación de Hipotecas; Registros de Vivienda Principal; Liquidación y Solvencias Municipales; Testamentos; Tramites y procedimientos LOPNNA; Autorizaciones de Viajes a Niños, niñas y Adolescentes; Divorcios; Separaciones de Cuerpos; Partición de Bienes y/o Liquidación de la Comunidad Conyugal; Capitulaciones Matrimoniales; Pensión de Alimentos; Cúratelas, Contratos de Arrendamiento; Ventas de Vehículos; Títulos Supletorios; Poderes Generales y Especiales; R.I.F.; Cesión de Derechos Sucesorales; Legalización de Documentos; Documentos y Contratos Generales; Cartas de Soltería; Justificativos, Poderes, Declaraciones Juradas, Rectificación Judicial de Actas y Partidas, entre otros.

Área Corporativa:
Este departamento presta asesoría en diversas ramas del derecho, tales como: Constitución y adquisición de empresas. Actas de Asambleas de accionistas. Actas de Juntas directivas. Búsqueda de información en los Registros Mercantiles o Subalternos. Constitución de Sociedades. Contratos de Arrendamiento. Contratos de Compra Venta de inmuebles. Contratos de Trabajo. Tramites ante Registros, Notarias, Seniat, Ministerio de Trabajo, INCES, Seguro Social, etc.

Derecho Mercantil:
Constitución, Registro y Disolución de Compañías, Sociedades y Firmas Personales; Redacción y Registro de Actas y Asambleas; Registros de Libros Mercantiles; Negociación y Ejecución de Contratos y Convenios; Transacciones y Homologaciones; Títulos Supletorios; Poderes Generales y Especiales; R.I.F.; Contratos y Concesiones Publicas o Privadas; Documentos Mercantiles en gral, entre otros.

Escritorio Jurídico Del Valle Figueroa & Asociados.